Normas y Niveles de Bioseguridad (PARTE VII)

Evaluación del riesgo

Es el primer paso en la gestión de riesgos consiste en la identificación de los riesgos a los que se expone el personal del laboratorio. Debe ser efectuada por el encargado de bioseguridad del laboratorio. Durante este proceso, la persona responsable debe ser capaz de descubrir los riesgos del laboratorio, el peligro asociado y la consecuencia que éste puede producir. La consideración y medición del impacto que tienen las consecuencias es fundamental para la adecuada categorización del riesgo y de esta manera priorizar eficazmente las medidas de mitigación que serán empleadas. Una vez establecido, el nivel de riesgo debe ser reevaluado y revisado permanentemente.

Para llevar a cabo una evaluación exitosa, es fundamental tener claros los siguientes conceptos:

Peligro es la fuente potencial de daño. En el laboratorio el peligro principal son los agentes que se manipulan, sin embargo, deben considerarse otros riesgos que pudieran estar presentes en el lugar de trabajo.

Riesgo es la probabilidad de ocurrencia de un suceso en la que interviene un peligro y genera una consecuencia.

  • Consecuencia es el efecto de un suceso que contempla además la gravedad del mismo.
  • Amenaza es una persona que tiene capacidad y/o la intención de hacer daño a otras personas, a animales o a la institución.
  • Probabilidad es la factibilidad de que ocurra un suceso.

Es importante considerar que un peligro no es un riesgo en ausencia de un entorno o situación concretos, por este motivo, para lograr la aplicación de medidas de mitigación efectivas debe poder identificarse todos aquellos factores influyentes.

La mayoría de los accidentes están relacionados con el carácter potencialmente peligroso de la muestra, el uso inadecuado de los elementos de protección personal, errores humanos, malos hábitos del personal e incumplimiento de las normas, todos ellos, elementos a considerar durante la evaluación de riesgo.

En este contexto, es importante conocer y considerar los riesgos más frecuentemente descritos en el laboratorio, pues es sobre ellas que deben afianzarse las medidas de protección:

  • Ingestión de material biológico: relacionado con el pipeteo con la boca, salpicadura de material biológico en la mucosa oral, llevar a la boca material contaminado o los dedos. Comer, beber o aplicar labial en el laboratorio. Inoculación percutánea o contacto de material biológico con piel no indemne: relacionada con la manipulación de agujas o jeringas, vidrios rotos, bisturí o material cortante y mala disposición de los residuos.
  • Contacto directo de material biológico con mucosas: por derrames o salpicaduras, trabajo en superficies contaminadas, manipulación inadecuada de asas o hisopos contaminados, manipulación de lentes de contacto.
  • Inhalación de aerosoles: durante la manipulación de agujas, jeringas y pipetas, manipulación de muestras y cultivos, en el uso de centrífugas, uso de vortex, batido de expectoración.

Algunas actividades o características del laboratorio que incrementan el riesgo de exposición son:

  • Instalaciones sin separación ni delimitación de áreas.
  • Disponibilidad y condiciones de los equipos inadecuada.
  • Procedimientos con probabilidad de generar aerosoles o gotas.
  • Manipulación de agujas o jeringas.
  • Manipulación de agujas de inoculación y pipetas.
  • Manipulación de grandes volúmenes de muestras y cultivos.
  • Trabajo con animales.
  • Producción de grandes volúmenes o concentraciones de patógenos.
  • Equipos sin mantenimiento.

Los peligros presentes en el laboratorio están relacionadas con:

  • Agentes biológicos: depende de las características particulares del microorganismo: virulencia, modo de transmisión y vía de entrada, concentración en el inóculo, dosis infecciosa, estabilidad en el ambiente y de la existencia de profilaxis o tratamiento eficaz.
  • Agentes físicos y mecánicos: traumas, quemaduras, accidentes cortopunzantes, malas condiciones ergonómicas, caídas, incendios, inundaciones, instalaciones eléctricas incorrectas.
  • Agentes químicos: exposición a productos corrosivos, tóxicos, irritantes, cancerígenos.
  • Agentes inflamables o explosivos.

Una vez detectado el riesgo, es necesario valorarlo lo que permite planear con mayor facilidad las medidas de mitigación que serán empleadas para controlarlo. Para hacer esta calificación, es necesario considerar las probabilidades de ocurrencia y las consecuencias del riesgo.

Las probabilidades de ocurrir pueden ser clasificadas en cuatro grupos:

Muy alta (A), Alta (B), Media (C), Baja (D):

  • A: Se espera que el evento ocurra la mayoría de las veces.
  • B: El evento podría ocurrir alguna vez.
  • C: El evento podría ocurrir, pero muy rara vez.
  • D: El evento puede ocurrir, pero es probable que nunca ocurra.

Mitigación del riesgo.

Son todas aquellas medidas de control utilizadas para disminuir el riesgo detectado. Existen varias acciones de mitigación, entre las cuales destaca:

  • Eliminación o sustitución: son aquellas medidas empleadas para la eliminación del peligro, por ejemplo no hacer el trabajo previsto.
  • Controles de ingeniería: modificaciones físicas de las estaciones de trabajo, equipos, materiales, instalaciones, que reduzcan o prevengan la exposición a peligros o amenazas. Son medidas eficientes, capaces de eliminar el riesgo pero es importante considerar el costo y la complejidad que implican.
  • Controles administrativos: Generación de políticas, normas o directrices utilizadas para controlar los riesgos. Permiten un enfoque institucional en el que influye el factor humano.
  • Estandarización: Generación de procedimientos: Permiten estandarizar los procesos y requieren capacitación y supervisión continua del personal.
  • Elementos de protección personal: elementos que porta el trabajador para protegerse de peligros en el laboratorio. Son de fácil obtención y uso, sin embargo, el uso inadecuado puede producir  exposición a un peligro determinado.

Medidas de desempeño

Son medidas para asegurar que el sistema implementado funcione y sea sostenible. Dentro de estas se consideran las auditorias periódicas y el seguimiento de procesos de mejora que pueden derivar de ellos, así como el seguimiento de indicadores específicos.

Bibliografía:

1.- (1997) – Normas de Bioseguridad – Ministerios de Salud Pública et al– Uruguay

2.- (2001) – Venezuela: Propuesta de Normas y Mecanismos de Bioseguridad, y la Correspondiente Organización para Gestionarlos, del Ministerio del Ambiente y de los Recursos Naturales

3.- (2004) – Manual de Bioseguridad – Ministerio de Salud et al – Perú

4.- (2005) – Manual de Bioseguridad en el Laboratorio –OMS – (Tercera Edición).

5.- (2007) – Laboratorios de Bioseguridad nivel 3 y 4 – Universidad autónoma de Nuevo León – Mexico

6.- (2013) – Bioseguridad – Curso teórico práctico – Universidad de la República et al – Uruguay

7.- (2013) – Guía de Bioseguridad para Laboratorios Clínicos – Instituto para la Salud Pública et al – Chile

WP_000570

Susana Ghilino

Bioquímica, Licenciada en Analisis Clinicos. Con amplia experiencia en el área de control toxicológico, desarrollando actividades como: Control de Inocuidad de medicamentos; Toxicidad aguda, subaguda y crónica en ratones, ratas y conejos. Estudios de Teratogénesis. Búsqueda bibliográfica. Estudio y Control de Expedientes de medicamentos, para su posterior aprobación. Coordinación del laboratorio de serologia, puesta a punto de técnicas de control cuali y cuantitativas de Virus Aftoso y medición de Potencia e Inocuidad de Vacuna Antiaftosa. Coordinadora de producción (Gerencia de Producción con Producción de Biológicos, Hidróxido de Aluminio, Fármacos Veterinarios). Investigacion Sobre Tratamientos de Inmunoterapia. Aplicación en Procesos de Deficit Inmunitario, Artritis, Stress, Depresion, Psoriasis, Cancer, Sida. Diseño y seguimiento de la construcción del Laboratorio de Control de Calidad. Estuvo A cargo del laboratorio de SerologÍa, puesta a punto de técnicas de control cuali y cuantitativas de Virus Aftoso y medición de Potencia e Inocuidad de Vacuna Antiaftosa.

Deja un comentario