Normas y Niveles de Bioseguridad (PARTE V)

Los cuatro niveles de bioseguridad son los siguientes:

— Nivel 1 (BSL-1):

  • Prácticas, equipo y medidas adecuadas para el nivel de enseñanza.
  • El trabajo se realiza con cepas definidas y caracterizadas de microorganismos que no causen enfermedad en humanos adultos sanos.
  • No se necesita el uso de equipo especial de protección.
  • En este nivel se trabaja con agentes que presentan un peligro mínimo para el personal del laboratorio y para el ambiente.
  • El acceso al laboratorio no es restringido y el trabajo se realiza por lo regular en mesas estándar de laboratorio.
  • En este nivel no se requiere equipo especial ni tampoco un diseño específico de las instalaciones.
  • El personal de estos laboratorios es generalmente supervisado por un científico con entrenamiento en microbiología.
  • En este nivel las precauciones tomadas con los materiales de riesgo biológico en cuestión, son los guantes de plástico y algún tipo de protección facial.
  • El laboratorio no está necesariamente aislado de las demás instalaciones del edificio.
  • El trabajo se realiza generalmente en mesas de trabajo abiertas.
  • Por lo general, los materiales contaminados se desechan en recipientes de residuos abiertos.
  • Los procedimientos de descontaminación para este nivel son similares en muchos aspectos a las precauciones modernas contra los microorganismos de la vida cotidiana (por ejemplo, lavarse las manos con jabón antibacteriano, lavar todas las superficies expuestas del laboratorio con los desinfectantes, etc.)

— Nivel 2 (BSL-2):

  • Prácticas, equipo y medidas adecuadas para laboratorios de análisis clínico y de patología clínica donde se manejen microorganismos de riesgo moderado que están presentes en la comunidad y se encuentran asociados a enfermedades humanas de severidad variable.
  • Es similar al nivel 1 y en él se manejan agentes de peligro moderado hacia el personal y el ambiente, pero difiere del nivel 1 en las siguientes características:
    • El personal de laboratorio tiene entrenamiento específico en el manejo de agentes patógenos.
    • El acceso al laboratorio es restringido cuando se está realizando algún trabajo.
    • Se toman precauciones extremas con instrumentos punzocortantes contaminados.
    • Ciertos procedimientos en los cuales pueden salpicar los agentes o aerosoles se llevan a cabo en gabinetes de trabajo biológico (Cabinas de Flujo Laminar).

— Nivel 3 (BSL-3):

  • Prácticas, equipo y medidas adecuadas para laboratorios de análisis clínico, investigación o producción, donde se manejen agentes conocidos o no conocidos que potencialmente puedan transmitirse por aerosol o salpicaduras y que puedan causar una infección potencialmente letal (por ejemplo, el Carbunco).
  • El laboratorio cuenta con un diseño y características especiales y todos los materiales son manipulados utilizando vestimenta y equipo de protección.
  • El personal de laboratorio tiene una formación específica en el manejo de patógenos y agentes potencialmente letales, y son supervisados ​​por científicos competentes con experiencia en el trabajo con estos agentes.
  • Todos los procedimientos que implican la manipulación de materiales infecciosos se llevan a cabo dentro de los gabinetes de seguridad biológica, campanas de diseño especial (Una cabina de flujo laminar, cámara de flujo laminar o campana de flujo laminar es un recinto que emplea un ventilador para forzar el paso de aire a través de un filtro HEPA y proporcionar aire limpio a la zona de trabajo libre de partículas de hasta 0.1 micras. Este tipo de equipos se fabrican en forma generalmente prismática con una única cara libre (la frontal) que da acceso al interior, donde se localiza la superficie de trabajo, que normalmente permanece limpia y estéril) u otros dispositivos de contención física, filtros HEPA (HEPA del inglés (High Efficiency Particle Arresting) es un tipo de filtro de aire de alta eficiencia que satisface unos estándares. Los filtros HEPA evitan la propagación de bacterias y virus a través del aire y, por tanto, son muy importantes para prevenir infecciones. Los sistemas de filtrado HEPA con fines médicos suelen incorporar luz ultravioleta de alta energía para eliminar cualquier bacteria viva y virus atrapado por el filtro físico. Algunas de las unidades HEPA mejor valoradas tienen una eficiencia del 99,995% lo que asegura un alto nivel de protección contra enfermedades que se transmitan por el aire o por personal que use el equipo de protección personal y equipos)

Sin embargo, se reconoce que no todos los laboratorios llegan a cumplir con las normas recomendadas para este nivel de bioseguridad. En estas circunstancias, es aceptable el realizar las siguientes prácticas para poder seguir operando de una manera segura:

  • Ventilar el aire del laboratorio al exterior a través de filtros HEPA
  • La ventilación del laboratorio se tiene que hacer con un flujo de aire direccional controlado
  • El acceso al laboratorio está restringido
  • Seguir el estándar de prácticas microbiológicas y equipamiento de seguridad impuesto para el nivel de bioseguridad 2.

— Nivel 4 (BSL-4):

  • Prácticas, equipo y medidas adecuadas para laboratorios de análisis clínico de investigación que involucren la manipulación de agentes exóticos peligrosos que representen un gran riesgo por causar enfermedades letales, que pueden transmitirse vía aerosol y para los cuales no haya vacuna ni terapia conocida. Los agentes nuevos que tienen un cierto parecido con los antígenos de los agentes conocidos que operan en el nivel 4, son confinados a este nivel hasta que se tiene suficiente información para confirmar que pertenecen a este nivel o bien pasarlos al nivel adecuado.
  • El personal de estos laboratorios cuenta con entrenamiento específico y extensivo en el manejo de agentes infecciosos y cuentan con entrenamiento para trabajar en el ambiente estéril y controlado de los mismos.
  • Por lo regular los científicos que trabajan aquí, utilizan trajes especiales que cubren la totalidad de sus cuerpos y que además tienen una leve sobrepresión para evitar que entren partículas infecciosas al mismo si es que éste llega a desgarrarse.
  • Los laboratorios se mantienen con una presión de aire negativa, lo cual ayuda a impedir que los agentes nocivos escapen al ambiente. Además, las instalaciones están en un edificio separado o en un área controlada dentro de un edificio, que está completamente aislada de las demás áreas del edificio.

Por los estrictos requerimientos, a nivel mundial existen pocos laboratorios de este tipo, los hay en países como Australia, Bielorrusia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, Francia, Gabón, Alemania, España, Hungría, India, Italia, Japón, Rusia, Singapur, Sudáfrica, Suecia, Suiza, Taiwán y Reino Unido.

CONTINUARÁ…

WP_000570

Susana Ghilino

Bioquímica, Licenciada en Analisis Clinicos. Con amplia experiencia en el área de control toxicológico, desarrollando actividades como: Control de Inocuidad de medicamentos; Toxicidad aguda, subaguda y crónica en ratones, ratas y conejos. Estudios de Teratogénesis. Búsqueda bibliográfica. Estudio y Control de Expedientes de medicamentos, para su posterior aprobación. Coordinación del laboratorio de serologia, puesta a punto de técnicas de control cuali y cuantitativas de Virus Aftoso y medición de Potencia e Inocuidad de Vacuna Antiaftosa. Coordinadora de producción (Gerencia de Producción con Producción de Biológicos, Hidróxido de Aluminio, Fármacos Veterinarios). Investigacion Sobre Tratamientos de Inmunoterapia. Aplicación en Procesos de Deficit Inmunitario, Artritis, Stress, Depresion, Psoriasis, Cancer, Sida. Diseño y seguimiento de la construcción del Laboratorio de Control de Calidad. Estuvo A cargo del laboratorio de SerologÍa, puesta a punto de técnicas de control cuali y cuantitativas de Virus Aftoso y medición de Potencia e Inocuidad de Vacuna Antiaftosa.

Deja un comentario