Normas y Niveles de Bioseguridad (PARTE IV)

En resumen, la clasificación es la siguiente:

— Grupo de riesgo 1 (RG1):

Agentes no asociados con enfermedades en humanos, adultos saludables ni animales (nulo o bajo riesgo al individuo o la comunidad).

— Grupo de riesgo 2 (RG2):

Agentes asociados con enfermedades humanas o animales raramente serias, para las cuales siempre hay disponibles medidas preventivas y/o terapéuticas. El riesgo de diseminación de la infección es limitado (riesgo individual moderado, bajo riesgo a la comunidad).

— Grupo de riesgo 3 (RG3):

Agentes asociados con enfermedades humanas o animales serias o letales, para las cuales podrían estar disponibles medidas preventivas y/o terapéuticas. El contagio entre individuos infectados es poco común (alto riesgo individual, bajo riesgo a la comunidad).

— Grupo de riesgo 4 (RG4):

Agentes causantes de enfermedades humanas serias o letales, para las cuales normalmente no hay disponibles medidas preventivas y/o terapéuticas. El contagio entre individuos infectados se da fácilmente (alto riesgo individual, alto riesgo a la comunidad). Ejemplo: virus del Ébola, Marburg, Lassa, entre otros.

Esta clasificación en grupos de riesgo ha sido la más utilizada desde entonces para hacer referencia a la peligrosidad de los distintos patógenos capaces de infectar al ser humano. Hasta la publicación del texto Biosafety in Microbiological and Biomedical Laboratories (BMBL) en 1984 por parte del CDC fue posible definir con claridad los parámetros adecuados para la manipulación de estos patógenos en el laboratorio según su grupo de riesgo.

Actualmente existen nuevas ediciones del citado texto que se recomienda revisar para profundizar en el tema (la más reciente es la de 2007).

A raíz de la definición de los grupos de riesgo se generó la clasificación de los laboratorios en cuatro niveles de bioseguridad en función de la infectividad del patógeno, la severidad de la enfermedad causada, el grado de transmisibilidad, el origen del agente (exótico o no) y la naturaleza del trabajo llevado a cabo en el inmueble. Cada nivel de bioseguridad refleja el tipo de prácticas microbiológicas, el tipo de equipo y las medidas de seguridad que se deben tomar en ese laboratorio en particular. En general, se procura lograr un ambiente de trabajo seguro para el personal y para las personas ajenas al laboratorio, incluyendo las que se encuentran fuera de las instalaciones.

CONTINUARÁ…

WP_000570

Susana Ghilino

Bioquímica, Licenciada en Analisis Clinicos. Con amplia experiencia en el área de control toxicológico, desarrollando actividades como: Control de Inocuidad de medicamentos; Toxicidad aguda, subaguda y crónica en ratones, ratas y conejos. Estudios de Teratogénesis. Búsqueda bibliográfica. Estudio y Control de Expedientes de medicamentos, para su posterior aprobación. Coordinación del laboratorio de serologia, puesta a punto de técnicas de control cuali y cuantitativas de Virus Aftoso y medición de Potencia e Inocuidad de Vacuna Antiaftosa. Coordinadora de producción (Gerencia de Producción con Producción de Biológicos, Hidróxido de Aluminio, Fármacos Veterinarios). Investigacion Sobre Tratamientos de Inmunoterapia. Aplicación en Procesos de Deficit Inmunitario, Artritis, Stress, Depresion, Psoriasis, Cancer, Sida. Diseño y seguimiento de la construcción del Laboratorio de Control de Calidad. Estuvo A cargo del laboratorio de SerologÍa, puesta a punto de técnicas de control cuali y cuantitativas de Virus Aftoso y medición de Potencia e Inocuidad de Vacuna Antiaftosa.

Deja un comentario