Gestionar las mediciones. Una característica de las organizaciones excelentes

Definiendo de forma general la calidad como el cumplimiento de requisitos, está claro que obtener calidad requiere de realizar mediciones, bien sea sobre las características del bien manufacturado, las propiedades de los insumos requeridos para su elaboración, las condiciones de operación durante la realización ó cualquier otra que la organización determine necesaria para el cumplimiento de los requisitos establecidos por las partes interesadas.

Medición es el proceso mediante el cual se le asigna un valor numérico a un fenómeno de un cuerpo o sustancia (denominado magnitud), siguiendo métodos y procedimientos determinados y utilizando los dispositivos necesarios (Equipos de medición, patrones, materiales de referencia etc.). El resultado de una medición es dicho valor numérico, acompañado de una unidad de medida y un estimado de la incertidumbre, además de cualquier otra información que sea pertinente. Al comparar el resultado de medición (considerando su incertidumbre), con las especificaciones establecidas, la organización podrá estimar a calidad del insumo, producto o proceso.

El análisis sistematizado de los resultados de medición, son la base para el control estadístico del comportamiento de los productos y los procesos involucrados en su realización, lo que facilitará la toma de decisiones oportunas en pro de la mejora continua de la calidad.

Lo indicado anteriormente sólo es posible si los resultados de medición son confiables, para lo que se requiere entre otros factores:

  • Equipos de medición adecuados y calibrados.
  • Métodos y procedimientos de medición validados.
  • Personal competente.
  • Condiciones ambientales controladas para la medición.
  • Conocimiento del nivel de incertidumbre relacionado con la medición.

Un equipo es adecuado cuando sus características de medición son superiores a las mínimas requeridas por especificación para el resultado de medida. Por ejemplo, si la especificación de una medida de longitud es 10 0, +/- 1mm,  el equipo debe ser capaz de medir como mínimo 0,01 mm, para determinar variaciones en la propiedad medida; si dicha magnitud suele variar entre 8 y 12 mm, el equipo debe ser capaz de medir con precisión en un rango que contenga a ambos valores (por ejemplo de 0 a 20 mm); el equipo debe estar diseñado para trabajar en las condiciones de operación en las que se realiza la medición; el error asociado al equipo debe ser menor que el error máximo permitido por especificación etc.

Adicionalmente, se requiere que el equipo esté calibrado a patrones trazables por un ente competente para garantizar que las mediciones que realiza son confiables. Esto requiere de un programa que contemple calibraciones periódicas a los equipos de acuerdo con el impacto de la medición sobre la calidad del producto final, de la frecuencia de uso y de las características específicas del mismo.

Los métodos de medida deben estar validados, es decir, que se puede demostrar mediante evidencia objetiva que son adecuados para medir la magnitud específica con la precisión requerida. Esto se garantiza con el uso de métodos estandarizados ó con la realización de experimentos de repetibilidad y reproducibilidad. En todo caso, el método de ensayo ó calibración validado utilizado en una medición, debe ser seguido en forma estricta por el personal que lo ejecuta.

El personal debe tener las competencias requeridas para las labores que realiza, mediante la educación, formación y experiencia necesarias, estando además comprometido dentro de la organización con la importancia y necesidad de emitir resultados confiables.

Por otra parte, todos aquellos factores que puedan afectar el resultado de medición y que no dependen de la magnitud a medir ni del equipo de medición, deben ser controlados con el fin de minimizar su efecto sobre el mismo. Estos son por ejemplo: Temperatura y humedad ambiental, vibraciones, corrientes de aires, campos eléctricos etc.

Aún con los equipos adecuados y calibrados, los métodos validados y correctamente seleccionados, el personal competente y comprometido y las condiciones de operación controladas, la medición siempre tendrá un margen de error que no puede ser conocido con exactitud, pero si estimado y delimitado dentro de un intervalo conocido, lo que lleva a definir incertidumbre en la medición que, según el vocabulario internacional de metrología, es un “Parámetro no negativo que caracteriza la dispersión de los valores atribuidos a un mensurando, a partir de la información que se utiliza”, siendo un mensurando, la magnitud a medir en un momento específico. La incertidumbre es, en otras palabras, una medida de nuestro desconocimiento sobre el verdadero valor de un mensurando.

Al comparar el valor medido contra el especificado, es necesario tomar en cuenta el valor de la incertidumbre, ya que es posible que aunque el valor medido cumpla con las especificaciones, todo el intervalo delimitado por ésta más su incertidumbre no las cumplan, dejando un margen de duda sobre el cumplimiento del valor real de la magnitud.

En resumen, con equipos calibrados, métodos y procedimientos validados, personal competente y comprometido, condiciones controladas y estimación del nivel de incertidumbre de medición, entre otros factores, es posible expresar resultados de medición confiables que permitirán el análisis de datos sobre el comportamiento de los productos y los procesos, lo que facilitará la toma de decisiones oportuna con el fin de mejorar continuamente la calidad, característica de una organización excelente.

Captura de pantalla de 2015-01-03 14:09:15

Ingeniero de materiales opción polímeros y Especialista en Gerencia de Sistemas de la Calidad y control Estadístico de Procesos y Experta en procesos e-learning. Con más de 25 años de experiencia en el área operacional, dirección de laboratorios de ensayos y como asesor técnico de diferentes tipos de industrias en el área de sistemas de gestión y mejora de procesos

Contacto:

  • rlozano@calidadprimero.com
  • gecacep@gmail.com

Deja un comentario