QUALITYPS Nro. 28. Calidad Personal.

La Calidad Personal es la base de todos los demás tipos de calidad. Es la búsqueda incesante de la excelencia en todos los aspectos de nuestra vida, en todo lo que hacemos. Es responder eficazmente a las necesidades y expectativas, tanto tangibles como intangibles, de las demás personas y las de nosotros mismos.

La autoestima del individuo es esencial para lograr un alto nivel de Calidad Personal, ya que determina su bienestar, y por tanto la eficacia en sus actitudes y comportamiento. Una persona con un buen grado de autoestima, con una sana alimentación , autorrealizada o en proceso de autorrealización, es decir conciente de lo que es y de lo que quiere, y satisfecha con el camino adoptado para realizarse en la vida, pudiéramos decir que es una persona con alto nivel de calidad personal.

La Calidad Personal está influida tanto por lo que cada quien espera de sí mismo, como por lo que los demás exigen de su actuación. Es estar bien consigo mismo y satisfecho o casi satisfecho de las labores realizadas durante el día, tanto en el trabajo como con la familia, no sólo por la necesidad de tener una retribución económica sino también por el servicio prestado.

La Calidad Personal se manifiesta en la competencia, dedicación y sentido común, así como también en los esfuerzos de las personas durante el desarrollo de sus actividades. Éstos son elementos esenciales para que la Organización pueda cumplir de manera continua y permanente con los requisitos de calidad de sus clientes y otras partes interesadas.

Para que una organización alcance altos niveles de Calidad se requiere que los bienes sean producidos y los servicios sean prestados por gente con una elevada calidad personal. Enfocarse en la actuación de los individuos y su actitud ante la Calidad es la mejor vía para comenzar a desarrollar la Calidad en una organización, ya que los esfuerzos y las actuaciones individuales determinan la percepción de los clientes acerca de la Calidad de los productos y servicios que adquieren.

El factor primordial para una gestión de Calidad eficaz es el factor humano. Las personas son quienes diseñan, gestionan y operan los procesos y los sistemas, funciones todas vitales para la Organización. Aunque todos estos procesos y sistemas sean gestionados e implementados con un soporte tecnológico, su eficacia se basa esencialmente en la acción humana, por lo tanto, están sujetos a las peculiaridades, defectos y virtudes de las personas que integran la Organización.

La tarea más importante de la Alta Dirección de la Organización es motivar a la gente, el recurso más valioso con que cuenta, para que hagan las cosas lo mejor posible con un alto estándar de Calidad Personal. Una Organización, departamento o equipo de trabajo solo podrá tener un desempeño satisfactorio, si cada uno de sus miembros muestra este nivel de Calidad Personal en su actuación.

Cuando existen altos niveles de calidad en las personas que integran una organización, se perciben importantes avances positivos, los departamentos producen calidad de acuerdo a los requisitos de los usuarios, la calidad en todas las áreas lleva a construir una cultura organizacional donde las personas que integran la organización mantienen satisfechos a los clientes y a las personas de la comunidad.

La calidad humana se refleja directamente en la excelencia y calidad profesional de los individuos. Los siguientes atributos le permitirán diferenciar a quienes poseen un alto nivel de Calidad personal.

Una persona sujeto y objeto de la ética, tiene Calidad.

1.  Un individuo humano en equilibrio de sus rasgos internos con su medio ambiente, tiene Calidad.
2 . Una persona consciente de sus habilidades y en ejercicio de ellas, tiene calidad.
3.  Una persona libre espiritual y emocionalmente pero respetuosa de su condición jerárquica y de su estado civil y social, tiene calidad.
4.  Una persona satisfecha en su trabajo, tiene calidad.
5.  Una persona con armonía familiar, suficiente diversión y relaciones sociales satisfactorias, tiene calidad.

Por todo lo anterior, mejorar la calidad personal beneficia tanto al individuo como a la sociedad misma.

RECOPILADO POR: José Manuel Sarmiento
Agosto 2010

Deja un comentario