QUALITYPS Nro. 19. Enfoque de sistemas para la gestión.

“Identificar, entender y gestionar los procesos interrelacionados como un sistema, contribuye a la eficacia y la eficiencia de una organización en el logro de sus objetivos” (Principio de gestión de la calidad, ISO 9000:2005).

Para conducir y operar una organización en forma exitosa se requiere que ésta se dirija y SE controle en forma sistemática y transparente. Se puede lograr el éxito implementando y manteniendo un sistema de gestión que esté diseñado para mejorar continuamente su desempeño mediante la consideración de las necesidades de todas las partes interesadas (ISO 9000:2005, APARTADO 0.2).

El sistema de Gestión de la Calidad consiste en un conjunto de elementos interrelacionados o que interactúan entre sí, con un propósito dado. Los elementos que componen dicho sistema, tales como los procesos, las actividades y los recursos, usualmente se disponen de manera ordenada en una estructura. Según ISO 9000, Este sistema se implementa para establecer la política y los objetivos de la Calidad de la organización y para el logro de dichos objetivos.

Las organizaciones desarrollan y mantienen sistemas de Gestión de la Calidad como un mecanismo para alcanzar sus objetivos de la Calidad. Esto tiene sin duda un efecto positivo sobre la Calidad de los productos, la eficacia en las operaciones y la rentabilidad de la organización.

Es esencial que la Organización se vea como un ser humano, que además de viva y actuante, trabaje de forma integrada, interactuando e interrelacionándose, de manera que todos los involucrados en realidad lleven a cabo asociaciones, cooperen y colaboren para el logro de sus objetivos.

El Sistema de Gestión de la Calidad se diseña, se implementa y se documenta de acuerdo a un conjunto de requisitos establecidos por la Alta Dirección. La decisión de cuáles requisitos implementar está determinada por las necesidades y los objetivos particulares de la organización, sus clientes y otras partes interesadas, por los procesos de realización de los productos y por el tipo y tamaño de la Organización.

El SGC se describe en “una serie de etapas que se desarrollan para asegurar que la Organización alcance sus objetivos. Por lo tanto, deberían definirse con claridad los requisitos del SGC, así como también las necesidades y expectativas de los clientes y otras partes interesadas. Los requisitos del SGC deberían cubrir todas las fases del proceso de realización del producto, desde la identificación de las necesidades de los clientes, hasta la entrega del producto al consumidor final.

La familia de normas ISO 9000 proporciona un modelo que puede ser utilizado para implementar el Sistema de Gestión de la Calidad sin embargo, la selección, del Sistema de Gestión de la Calidad, así como su implementación con miras a obtener la Certificación ISO 9001 es una decisión estratégica de la Alta Dirección. Los requisitos especificados en la norma ISO 9001 tienen carácter genérico y son aplicables a organizaciones de cualquier tipo o tamaño, cualquiera sea el tipo de producto que suministre.

La implementación de Sistemas de Gestión de Calidad basado en la ISO 9000 ha sido en la práctica, una de las mejores aplicaciones del principio “Enfoque de sistemas para la gestión”. Muchas organizaciones utilizan la norma ISO 9001 sin buscar necesariamente la certificación. En algunos casos, encuentran en su aplicación un modelo conveniente desde el cual desarrollar y mantener un sistema de gestión eficaz. En otros, se utiliza la norma como un mecanismo para lograr la conformidad con los requisitos legales y reglamentarios aplicables.

Todo Sistema de Gestión de Calidad debería estar documentado para asegurar la comunicación del propósito y la coherencia en la acción, y por ende, contribuir a su eficacia en el logro de los objetivos. Cada organización determina la extensión de los documentos requeridos y los medios a utilizar para los mismos.

RECOPILADO POR: José Manuel Sarmiento

Noviembre 2009

Deja un comentario